FAST FASHION? NO WAY..

El mercado actual está en constante cambio, producido por un consumidor mucho más informado gracias a las nuevas tecnologías e Internet, redes sociales en primer lugar. Esta nueva era de consumidores trae ventajas y desventajas, si lo miramos desde el punto de vista de la moda.

He aquí el “Fast Fashion o Moda Rápida” (fenómeno y consecuencia de la globalización). Se define así como la moda producida en masa, copia diseños de alta calidad de grandes diseñadores y los venden a precios mucho más económicos y rápidos, sin respetar las estaciones.
Comenzó hace unos 10 años, pero son en estos últimos en lo que se ha observado un crecimiento terrible y exagerado, producido por los hábitos y costumbres de los millenials (especialmente). Básicamente la idea de esta generación es forjar un status deluxe adquiriendo bienes, principalmente la moda. Las grandes industrias de la moda, sedientas de dinero, encontró en este segmento su fortuna, dando lugar a producir mucho, rápido y barato.
Dónde y cómo lo hacen?, muy simple, buscan países que tengan débiles o nulas leyes laborales y ambientales, especialmente el Sudeste Asiático, países ávidos de inversiones extranjeras, creando lo que se conoce como el outsourcing, ya que la mayoría de estas industrias, no poseen fábricas ni operarios propios. Su consecuencia: empobrecimiento masivo, violencia sobre los trabajadores, talleres miseria, impacto medioambiental, supresión de derechos laborales, etc….etc….haciéndolos trabajar de sol a sol para tener todo listo y ya!!!! a vender, perjudicando el medioambiente de manera brutal, con consecuencias que nos vuelven a nosotros en la misma ropa que fabrican.
 
Estadísticas y ejemplos abundan en cientos: Greenpeace encontró residuos hormonales y químicos cancerígenos en ropa hecha por grandes marcas como Armani, Benetton, Diesel, Esprit, H & M,entre otras, debido a la contaminación de aguas necesarias para el proceso de fabricación, aguas contaminadas por las mismas industrias manufactureras que desechan los residuos en ríos…el medioambiente es uno de los grandes perdedores de esta movida.
El fenómeno compro-uso y tiro, provoca miles de toneladas anuales de desperdicio que terminan en grandes vertederos textiles ubicados en el tercer mundo, especialmente África.
Ahora veamos la otra cara de la moneda:
También es ésta, la generación Millenials, con un empoderamiento de consumidor, que determina reglas, empieza a dar más importancia a la sustentabilidad, tienen una acittud más respetuosa hacia las personas y el medioambiente, y también empiezan a valorar más la moda en sí misma.
Este fenómeno lo llaman “slow fashion o moda lenta”, eco friendly, ethical fashion…En cierta medida van ganando terreno, jóvenes mas “ecos” inducen a los productores textiles a adoptar una actitud más respetuosa. estamos frente a un leve, pero sostenido cambio en la mentalidad contemporánea.
Esto se produce a través del mismo consumidor y su poder de compra. Empiezan a valorizar y le dan más importancia al origen del producto, su sustentabilidad, y cabe esperar que en un futuro (no tan lejano), las compañias verán de la importancia que ha adquirido este tema y que tarde o temprano, se verá un perfil laboral necesario en esta cadena de producción, alineando estrategias en innovación, ligados también al crecimiento económico.
 
Concluyendo, en estos últimos años, la figura del consumidor responsable está empezando ha ganar terreno de manera sostenible, sobre el consumidor ávido de moda rápida. Muchos diseñadores y compañías están incorporando nueva líneas de moda sustentable haciendo de ello su marca registrada, moda que ya vemos en las pasarelas de Stella Mc Cartney, por ejemplo.
Será largo el camino, pero inevitable. Hay una revolución de valores en constante cambio y movimiento, lo que también la hace impredecible. Pero ponemos las fichas, ya que muchas compañías van en el camino correcto y otras empiezan a divisarlo. En esto no creo que haya vuelta atrás. Pero el cambio también es necesario en las instituciones, ya que se necesitarán nuevas regulaciones jurídicas internacionales, para que la aplicación sea veraz.

Artículos Relacionados:

PARÍS FASHION WEEK FALL-WINTER 2017/18: TODO VALE!

París Fashion week Fall-Winter 2017/18 ha sido en esta temporada...

TRAS LOS PASOS..SANDALIAS!

Muchos años han pasado y pasos hemos hecho para llegar...

SEE NOW-BUY NOW…MODA MILLENNIALS?

Desde hace unos años, la industria del sistema de moda...

Comments (3)

From Scandinavian blondes with minimalistic tendencies to vintage loving New Yorkers and edgy Aussie beauties, see the 14 fashion bloggers you may not be following yet, but definitely should.

Responder

From Scandinavian blondes with minimalistic tendencies to vintage loving New Yorkers and edgy Aussie beauties, see the 14 fashion bloggers you may not be following yet, but definitely should.

Responder

From Scandinavian blondes with minimalistic tendencies to vintage loving New Yorkers and edgy Aussie beauties, see the 14 fashion bloggers you may not be following yet, but definitely should.

Responder